Protocolo Bioseguridad Salud Mental Frente al COVID 19

Publicado por jpcastellanosg en

Hoymeaseguro
  • Version 00
  • Download 318
  • File Size 722.34 KB
  • File Count 1
  • Create Date 1 mayo, 2020
  • Last Updated 2 mayo, 2020

Estamos ante un acontecimiento traumático masivo sin precedentes. Esta crisis de la COVID-19 y la gestión de la misma, genera en nosotros mucha incertidumbre y miedo. Nuestro cerebro, como dice la Dr. Lupien, es un experto detector de amenazas, y ahora vivimos bajo una amenaza constante. ¿Qué va a pasar? ¿Me contagiaré de COVID-19? ¿Tendré trabajo cuando esto termine? ¿Cuándo va a terminar esto? ¿Se están tomando buenas medidas preventivas? ¿Cómo pago mis gastos si no tengo ingresos? ¿Volveré a ver a mis familiares? ¿Están bien mis seres queridos?

Sin saber cómo, de un día para otro, se han visto acotadas nuestras libertades. Y si pensamos en los primeros 15 días de confinamiento, podía hacerse llevadero, hasta nos lo tomamos con cierto humor, pero conforme van transcurriendo los días y los acontecimientos, los trastornos del ánimo y de ansiedad se van haciendo más visibles.

Los estados de ánimo cambiantes, la irritabilidad, la confusión y el insomnio son reacciones normales durante el confinamiento y se ven agravados por la incertidumbre. Podemos llegar a pensar que estamos locos, pero es algo normal en esta situación. Estamos viviendo algo excepcional, y debemos aprender a convivir con ello.

Durante esta cuarentena nos vemos sometidos a innumerables situaciones estresantes, el confinamiento prolongado, el miedo a infectarse, la frustración, la impotencia, el aburrimiento, la apatía, la falta de alimentos o productos básicos, la información inadecuada, la falta de recursos económicos, ver morir a tus seres queridos y no poder despedirte, etc.

Pero ya hemos hablado en varias ocasiones cómo nos limita el estrés en nuestras vidas. Este nos lleva a las reacciones más básicas para poder sobrevivir, ante una situación que percibimos como amenazante, sólo caben 3 formas posibles de actuación, lucha, parálisis, huida…en cualquier caso, se desactiva nuestro cerebro creativo , que es el que realmente necesitamos para salir de esta situación.

Es normal estar desorientado en este momento, pero si dejas que el estrés se apodere de ti, entonces has perdido.

No creo que nadie tenga como objetivo ser resiliente, pero la forma para ponerlo en práctica es esta, por mucha formación que hayas cursado sobre cómo ser resiliente y cómo gestionar el estrés, ahora la vida nos pone en una situación para que practiquemos. ¿Y qué es la vida sin desafíos?

Nos gusta tener certezas, las necesitamos para sentirnos seguros. Sin embargo, ahora nos toca trabajar bajo la incertidumbre que ha existido siempre, toca salir de la zona de confort que nos habíamos creado, y para eso nada mejor que saber quién eres.

De toda esta crisis debemos tener clara una cosa: la economía se recuperará mejor o peor, pero las vidas no, así que es mejor que inviertas en tu salud, y no olvides la salud mental. Si no sabes cómo hacerlo pide ayuda, pero no lo dejes por miedo, vergüenza, apatía… o porque pienses que eres fuerte, hoy más que nunca nos necesitamos los unos a los otros. ¡La salud mental también es importante!!

Fuente Texto:Humanas Salud Organizacional.

Categorías:

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami